Cueva de San Miguel


Durante muchos años se creyó que la cueva de San Miguel no tenía fondo. Probablemente, esto dio lugar a la historia que cuenta que el peñón de Gibraltar estaba vinculado a África por un túnel subterráneo bajo el estrecho de Gibraltar. Se dice que los famosos macacos llegaron a Gibraltar a través de este pasaje subterráneo. Pomponio Mela, uno de los primeros geógrafos, que vivió al comienzo de la era cristiana, mencionó la cueva en sus escritos.

Durante un tiempo se creyó que en 1704 las tropas españolas pasaron una noche en la cueva después de escalar la empinada ladera este del Peñón. Otra historia sobre la cueva relata que el coronel Mitchell y otro oficial descendieron a la cueva en una fecha no especificada antes de 1840 y que nunca más se les volvió a ver. Durante la Segunda Guerra Mundial, la cueva se adaptó para funcionar como hospital de urgencias, pero nunca se usó como tal. La cueva está abierta a los visitantes y es un exclusivo auditorio para conciertos, espectáculos de ballet y teatro.

Ha funcionado como teatro desde principios de los años sesenta y tiene capacidad para albergar a 600 personas. En algún momento de la historia de esta cueva, parte de una estalagmita se hizo demasiado pesada y cayó, un hecho que posiblemente ocurrió hace miles de años. Actualmente, yace sobre uno de sus lados en el otro extremo de la cámara principal, unida al suelo de la cueva por el efecto de la naturaleza a lo largo de los años. En 1972, se cortó una porción del extremo superior, lo que reveló la estructura interior de la estalagmita de un modo mucho más explícito.

HORARIO DE APERTURA

Lunes-Domingo
09:00 - 18:15

Descubre otras atracciones en la zona