Monumento a la evacuación


Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, el Gobierno británico decidió que la mayor parte de la población civil fuera evacuada de Gibraltar lo antes posible. Esta estatua fue erigida en honor de los gibraltareños evacuados durante la Segunda Guerra Mundial y enviados a Marruecos, Madeira, Jamaica, Irlanda del Norte e Inglaterra. Las tropas británicas ocuparon sus hogares. Los gibraltareños que tuvieron el infortunio de estar destinados en Londres sufrieron los bombardeos alemanes. Hubo un par de miles de hombres a los que no se les permitió salir de Gibraltar porque tenían trabajos considerados esenciales para el esfuerzo bélico Este monumento, ejecutado con una técnica muy precisa, es obra de Jill Cowie Saunders y muestra a una familia reencontrándose después de la guerra. Quienes pasaron por esta experiencia encuentran este monumento muy conmovedor.

Descubre otras atracciones en la zona