Accessibility

Font size

Filters

Highlight

Colour

Zoom

Empieza por el exterior de la Fábrica de Cristal, en Casemates Square:

Casemates Square: El sitio de la original Moorish Water Gate (Puerta de agua árabe) a través de la que los musulmanes lanzaban sus galeras. El general Adye abrió la segunda puerta en 1884 para abastecer el aumento del tráfico desde el norte, pues Landport no era lo suficientemente ancho como para soportarlo. La puerta de Landport era la entrada a la ciudad desde el norte, a la que se accedía por un puente levadizo a través de la zanja de agua; daba acceso desde el castillo a la zona portuaria de la Gibraltar árabe y española de la Barcina a través de la muralla de defensa morisca. Los británicos la reconstruyeron después del asedio de 1727.

Imagina el escenario: es la segunda mitad del siglo XIV y tiene lugar la batalla del Estrecho. Impulsada por la toma de Gibraltar de los españoles en 1309, una nueva dinastía musulmana que se ha apoderado de todo el Magreb cruza el Estrecho y recupera el Peñón. Estos meriníes controlan un gran territorio al norte hasta Ronda. En el este de Granada, los nazaríes tienen el control y, en el noroeste, las fuerzas cristianas están avanzando hacia el Estrecho. Estas fuerzas luchaban por el control del Estrecho entre sí y con dos poderosas armadas, las de Aragón y Génova. Con la caída de Algeciras ante los cristianos, Gibraltar se convierte en el principal puerto de los meriníes.

Decidido a no dejar caer Gibraltar una vez más, el emir meriní Adu'l Hassan fortaleció la ciudad. Hassan fortificó el castillo y rodeó la ciudad con fuertes murallas. Para reducir la amenaza de ataque a su flota que estaba refugiada en aguas poco profundas cerca de la ubicación actual de Casemates, construyó una Dar-al-Sinaha, una casa de galeras de la que se derivan los términos arsenal, dársena y atarazana. Con la seguridad de la casa de galeras, rodeada de murallas y bajo la poderosa protección del castillo, la flota de Hassan fortaleció y libró una guerra contra las armadas rivales. Durante siglos, Casemates se ha asociado a la actividad militar. Los españoles finalmente recuperaron Gibraltar en 1462, pero debido al crecimiento de la navegación, ya no se podían guardar los grandes galeones en Casemates. Casemates se convirtió en un barrio residencial conocido como La Barcina, donde la gente vivía en casas de una sola planta con techos planos al estilo bereber. Criaban ganado y burros dentro de los muros de la muralla y cosechaban los recursos marítimos de la bahía de poca profundidad. La Barcina no pudo proteger a los galeones españoles y estos sufrieron una dura derrota, que motivó la remodelación de las fortificaciones por parte de Luis Bravo y el traslado de las instalaciones portuarias hacia el nuevo muelle en el sur.

Casemates continuó así hasta 1704, cuando George Rooke tomó Gibraltar. El objetivo principal de los británicos era fortalecer las defensas del Peñón. El norte de Gibraltar era especialmente significativo por su proximidad a las fronteras españolas. La gran galera era un edificio ideal para almacenar municiones por los muros gruesos de 2,5 metros de altura. Se convirtió en la Casa de los Disparos (Shot House) y soportó el ataque del decimotercer asedio en 1727, en un momento en que la mayoría de las casas de La Barcina fueron destruidas. La zona estaba tan devastada que la mayor parte de ella quedó arrasada en 1713, quedando la shot house, que perduró hasta que fue gravemente dañada y derribada tras el Gran Asedio. Casemates seguiría siendo un espacio militar. A principios del siglo XIX, los cuarteles se construyeron al norte de la plaza y la propia plaza se convirtió en el campo de entrenamiento y desfile de las tropas. Siguió utilizándose con este fin hasta el siglo XX, que se utilizaría para la ejecución de ahorcamientos públicos. En la plaza también se encuentra el carruaje del cañón de depresión Koehler, diseñado por el teniente Koehler R.A. durante el Gran Asedio 1779-1783 para permitir a las defensas derribar al enemigo que se aproximaba demasiado a los cimientos de las obras de defensa.

Finalmente, hoy en día el desarrollo de Casemates Square es una celebración de la paz. Ahora es un lugar donde personas de diferentes creencias y orígenes étnicos se reúnen en un clima de convivencia tan característico de Gibraltar.

Sube la colina al final de Casemates Square junto a la parada de taxis y cruza Line Wall Road en el cruce de pelícanos cerca del Memorial Americano de Guerra (American War Memorial).

Memorial Americano de Guerra (American War Memorial): Es un monumento naval de la Primera Guerra Mundial situado cerca del extremo norte de Line Wall Road. Este monumento se incorporó en el muro Line Wall Curtain y en las escaleras americanas que dan a los peatones acceso a Reclamation Road, Fish Market Lane, Chatham Counterguard y Queensway. El monumento lo diseñó el arquitecto francés Paul Philippe Cret (1876-1945), también profesor de la Universidad de Pensilvania. Cret diseñó el monumento en nombre de la Comisión de Monumentos de Batalla Americana (American Battle Monuments Commission). Fue construido entre 1932 y 1933. La inscripción sobre el arco del monumento indica que fue erigido por los Estados Unidos de América para conmemorar los logros y la camaradería de la armada estadounidense y británica en los alrededores durante la guerra mundial. Al otro lado del arco de mampostería hay dos medallones de bronce que representan los sellos de Estados Unidos y de su Departamento de la Marina. La piedra caliza dolomítica utilizada en la construcción del monumento es originaria de Gibraltar. El monumento es un ejemplo de la exitosa incorporación de una pieza relativamente reciente en una arquitectura antigua ya existente.

Memorial plaques at the base of the steps at the monument:

Placas conmemorativas en la base de las escaleras del monumento:

USS Chauncey: placa conmemorativa con el nombre de las personas que fallecieron en el Estrecho de Gibraltar en 1917. El destructor zarpó el 1 de agosto de 1917 para escoltar convoyes en el Atlántico oriental. El 19 de noviembre, a unas 110 millas al oeste de Gibraltar mientras estaba de servicio, el Chauncey fue embestido por el buque mercante británico SS Rose cuando ambos barcos navegaban en la oscuridad provocada por la guerra.

Guardacostas Tampa de EE.UU.: hundido por un submarino enemigo en el canal de Bristol el 26 de septiembre de 1918. Todos a bordo murieron.

Guardacostas Seneca: embarcación perdida en un intento de salvar al British Steamer Wellington torpedeado en el golfo de Vizcaya en septiembre de 1918.

El primer escuadrón naval de EE.UU. en Gibraltar: en conmemoración de la llegada de la primera escuadra naval mediterránea de EE.UU. a Gibraltar el 1 de julio de 1801.

Camina por las “American Steps” dirección sur por la base de las murallas hacia el Baluarte del Rey (King's Bastion).

Baluarte del Rey (King’s Bastion): el General Sir Robert Boyd, que sirvió en Gibraltar como vicegobernador y gobernador desde 1768 hasta su muerte en 1794 a la edad de 84 años, diseñó el Baluarte del Rey (King’s Bastion) en 1772.

Sin embargo, se cree que ha habido un tipo de fortificación en el mismo lugar que el Baluarte del Rey durante más de 800 años. La primera fue probablemente una puerta árabe conocida como la Puerta de Algeciras, decorada con una rica artesanía árabe e introduciendo un diseño clave, que sigue siendo muy popular hoy en día. Esta fue destruida por El Fratino, un ingeniero militar italiano en 1575 cuando los españoles decidieron finalmente reforzar las defensas de Gibraltar tras los prolongados y violentos ataques de los corsarios (piratas turcos que cruzaban el Estrecho).

Cincuenta años más tarde, Felipe IV pidió modernizar las fortificaciones y la muralla de la Línea (Line Wall), incluida la plataforma de San Lorenzo, donde ahora se encuentra el Baluarte del Rey. Las plataformas de los cañones se colocaron de forma que pudieran cubrir a naves que se refugiaban en las hojas y disparar contra cualquier nave enemiga que bombardeara las murallas de la ciudad. Cuando los británicos tuvieron que luchar contra las fuerzas unidas de Francia y España durante el Gran Asedio de 1779 a 1783, el Baluarte del Rey resultó ser de un valor incalculable.

El actual bastión lo diseñó el teniente gobernador y general Robert Boyd como parte de sus planes creados en 1769 para hacer de Gibraltar una fortaleza impenetrable. Fue el encargado de conformar una compañía de artificieros militares en 1772, que más tarde se convirtió en el Cuerpo de Ingenieros Reales británicos.

Los soldados artesanos y obreros trabajaron bajo el mando del coronel William Green, ingeniero jefe durante el Gran Asedio; el Baluarte del Rey fue su mayor trabajo. Iniciado en 1773 y terminado en tres años, el bastión era una gran estructura con casamatas lo suficientemente grandes para un regimiento de 800 hombres. Durante la construcción, el teniente general Boyd incorporó una cripta especial para sí mismo según sus deseos y, aunque finalmente fue enterrado allí, no existe ningún registro del lugar exacto de la tumba. Al colocar la primera piedra, Boyd manifestó que esperaba vivir para ver cómo el baluarte desafiaba el poder conjunto de Francia y España. Solo seis años después de haberse acabado, desempeñó ese papel. Desde allí se disparó por primera vez a las plataformas flotantes españolas y el gobernador general Eliott decidió permanecer allí durante el ataque del Gran Asedio de 1782.

En los años 60, se dejó de usar el baluarte con fines militares y se modificó de nuevo para albergar la nueva central eléctrica de Gibraltar. La estación la diseñó el arquitecto local Natalio Langdon, y se inauguró en octubre de 1961. Tras su cierre en la década de los 90, se tomó la decisión de demolerlo en 2005, para volver a exponer el baluarte original. El Baluarte del Rey recuperó y se apreció de nuevo su importancia histórica cuando en el año 2000 se convirtió en el actual centro de ocio, una ingeniosa fusión de instalaciones modernas de ocio y antiguas instalaciones militares. Cuenta con una bolera, pista de patinaje sobre hielo, multicines, parque infantil, restaurantes, áreas de eventos y gimnasio entre otras funciones.

Sube los “British Steps” y pasa por el monumento.

Monumento de Guerra Británico (British War Memorial): El monumento de la Guerra de Gibraltar, también se conoce como el monumento de la Guerra británico. El monumento, que conmemora el fin de la Primera Guerra Mundial, fue esculpido por el artista barcelonés José Piquet Catoli, que utilizó mármol de Carrara. El monumento lo inauguró el Gobernador de Gibraltar, Sir Charles Monro, durante una ceremonia celebrada el 27 de septiembre de 1923. El Gobernador hizo construir la explanada y las escaleras a lo largo del muro de Line-Wall Curtain para los residentes de Gibraltar en 1921.

Junto al monumento, hay dos cañones rusos que se trajeron durante la Guerra de Crimea (1854-1856). Se le dieron las armas a Gibraltar en 1858 para su ayuda durante el conflicto. Las otras dos piezas de artillería se encuentran en la entrada del jardín botánico de Gibraltar.

Atraviesa la calle en el cruce de pelícanos y detente en John Mackintosh Square.

The Piazza: John Mackintosh Square, más conocida como la Piazza, es el centro de la vida de la ciudad desde el siglo XIV y toma su nombre de John Mackintosh, un filántropo local.

En sus inicios, durante la época española, era conocida como Plaza Mayor o Gran Plaza y, posteriormente como la Alameda, se abrió desde el oeste de Main Street. Dos edificios la separaban de la muralla Line Wall, un gran edificio rectangular al oeste de la plaza y un edificio más pequeño al sur, el hospital y la capilla de la Santa Misericordia.

Durante el primer siglo del dominio británico, la plaza se utilizó para los desfiles militares de la guarnición y, por lo tanto, se conoce como el Desfile o Gran Desfile. En la plaza también se realizaban castigos militares en forma de latigazos.

En 1704, tras la captura de la ciudad por una flota anglo-holandesa, los británicos convirtieron el hospital y la capilla de la Santa Misericordia en una prisión de deudores en el extremo occidental de la plaza.

A mediados del siglo XIX, se cambió el nombre de la plaza por el de Plaza Comercial (Commercial Square), porque se celebraba un mercadillo diario y regulares subastas públicas, de ahí que se le diera un nombre español, Plazuela del Martillo, o más coloquialmente, El Martillo. Otro nombre popular en ese momento era Mercado de los Judíos. Estas denominaciones se dejaron de utilizar y ahora se conoce como "La Piazza", un nombre italiano creado tras la construcción de una zona pavimentada en el centro de la plaza, introducida probablemente por los colonos genoveses de Gibraltar. El nombre 'John Mackintosh Square' fue adoptado oficialmente en 1940.

Mira al este, hacia el edificio entre John Mackintosh Square y Main Street.

Casa del Parlamento (Parliament House): En 1817 los comerciantes locales recaudaron dinero mediante suscripción pública para construir un edificio que albergaría la Biblioteca Comercial y de Intercambio. En 1807, los comerciantes de Gibraltar habían fundado una biblioteca en Bedlam Court, ya que se les negó la pertenencia a la Biblioteca Garrison, que solo estaba disponible para los miembros de la guarnición británica de la ciudad; los civiles estaban excluidos, independientemente de su prominencia. Diez años después, en 1817, construyeron un nuevo edificio en el lado este de la plaza. Albergó no solo una biblioteca, sino también una sala de subastas, y se convirtió en el lugar de encuentro de los comerciantes locales. Se convirtió en el Consejo Legislativo y fue inaugurado como tal por el duque de Edimburgo el 23 de noviembre de 1950. En virtud de la Constitución de 1969, se estableció la Cámara de la Asamblea, que sustituyó al Consejo Legislativo. La primera sesión de la Asamblea Legislativa se inauguró en agosto de 1969 por el entonces Gobernador Almirante Varyl Begg. El edificio fue rebautizado como Casa del Parlamento (Parliament House) en 2007.

Mira hacia el oeste, al edificio entre John Mackintosh Square y Line Wall Road.

City Hall: En 1819, Aaron Cardozo, un próspero comerciante de origen judío portugués, construyó la mansión privada más grande jamás vista en Gibraltar. La casa de tres pisos dominaba la plaza. Se erigió sobre el solar del antiguo hospital y capilla de la Santa Misericordia y posterior prisión. Como no protestante, Cardozo no estaba legalmente autorizado a poseer propiedades en Gibraltar; sin embargo, como había sido un amigo cercano de Horatio Nelson y había abastecido a su flota, a Cardozo se le concedió finalmente este sitio para construir una casa en la Alameda con la condición de que fuera "un adorno" para la plaza. Su coste era de unas 40.000 libras esterlinas. Después de su muerte en 1834, su mansión fue alquilada como un hotel llamado Club House Hotel. En 1874, Pablo Antonio Larios, un rico empresario y banquero de origen gibraltareño y miembro de una familia española, compró y rehabilitó completamente el edificio. En 1922, su hijo Pablo Larios, marqués de Marzales, vendió el edificio a las autoridades coloniales de Gibraltar, que tenían la intención de convertirlo en una oficina de correos. Sin embargo, finalmente se convirtió en la sede del recién formado ayuntamiento de Gibraltar. Actualmente alberga la alcaldía, el Ministerio de Cultura y la Galería Nacional de Arte de la ciudad.

Mira hacia el sur, al edificio entre Gibtelecom y el desfile de tiendas:

Edifico de la Fundación del Patrimonio de Gibraltar (Gibraltar Heritage Trust): Después del Gran Asedio, se construyó un cuartel de guardia georgiano con columnas en el lado sur de la plaza. La Guardia Principal era el lugar desde donde todos los centinelas de Gibraltar se colocaban cada noche. Algunos años más tarde fue sede del entonces Cuerpo de Bomberos. Tras el traslado de la brigada a la estación de bomberos de Victoria Battery en 1938, se convirtió en la oficina de Impuestos, más tarde en la Sección de Impagos y en el Departamento de Transporte. Hoy en día, el antiguo cuartel alberga el Edifico de la Fundación del Patrimonio de Gibraltar (Gibraltar Heritage Trust) y un mostrador de información de la Oficina de Turismo de Gibraltar.

Dirígete a Main Street y gira a la derecha.

Aunque es tentador detenerse a mirar los escaparates, no olvides mirar los edificios. Estas propiedades son únicas, ya que reflejan la diversidad de nacionalidades que componen Gibraltar. Estas incluyen, entre otras, ventanas de madera georgiana, contraventanas de estilo genovés, fachadas de azulejos de estilo portugués, balcones de hierro forjado del estilo de la regencia, tejas de cerámica y patios interiores de estilo andaluz, cornisas conopiales victorianas y pesadas claves talladas de inspiración militar británica, portales de piedra arqueada y otros trabajos en piedra. Durante el Gran Asedio, que duró cuatro años, la ciudad sufrió una destrucción generalizada. Como consecuencia, los civiles recurrieron a la reconstrucción en el estilo morisco anterior, utilizando los antiguos cimientos como guía, lo que dio lugar a las estrechas calles, arcos, laberintos de escaleras y callejones existentes, como se puede ver en la parte alta de la ciudad. La guarnición pudo emprender un proyecto más grande de reconstrucción y produjo los baluartes, puertas, defensas y murallas (muchas de las cuales aún existen hoy en día).

Para frente al Banco Internacional de Gibraltar (International Bank de Gibraltar).

Catedral de Santa María la Coronada (Cathedral of St Mary the Crowned): Esta catedral católica romana está construida en el sitio de lo que solía ser una hermosa mezquita ricamente decorada. Después de que los cristianos expulsaran a los musulmanes del Peñón en 1462, la mezquita se utilizó como iglesia hasta que los Reyes Católicos, Fernando e Isabel, decretaron que fuera despojada de su pasado islámico y ampliada. Donaron campanas y un reloj para la torre de los 100 pies, que aún se conservan, y se colocó el Escudo de Armas en el patio donde aún se puede ver..

El patio tenía cuatro veces su tamaño actual y contenía un naranjal rodeado de claustros. La iglesia en sí misma se extendía hacia el lado opuesto de lo que hoy es Main Street. Durante el Gran Asedio (1779-1783), sufrió graves daños y, aunque los exiliados intentaron reconstruirla gradualmente, hubo un escaso progreso.

En 1790, el gobernador Boyd ofreció su ayuda a cambio de un tercio del terreno en el que se encontraba el edificio, lo que le permitió redirigir Main Street. Una consecuencia de esta pérdida de terreno, que perdura en la actualidad, es que a menudo se descubren restos mortales durante las excavaciones rutinarias de la carretera en el exterior.

Hoy en día, solo los obispos son homenajeados con su entierro en la catedral, en la cripta bajo la estatua de Nuestra Señora. Pero hasta el siglo XIX, cualquier persona que muriese en Gibraltar tenía derecho a ser enterrada en la Catedral. El sacristán disfrutó de este negocio "extraoficial", aunque fue descubierto poco después. Tal era el privilegio de ser enterrado en suelo sagrado, que la gente de fuera de la ciudad pagaba voluntariamente sobornos a cambio de la concesión de una parcela reservada. El sacristán sin escrúpulos exhumaba cadáveres recién enterrados y los quemaba en cal viva en la llamada "Sala de la Cabra", en la parte posterior de la iglesia, liberando así espacios para "sus clientes". En el patio se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, la estatua se colocó en 1858 en gratitud por el obispo Canilla, ya que su hermano se había curado milagrosamente de un tumor durante una visita a Lourdes. El obispo, agradecido, también colocó una gran estatua de Nuestra Señora en la cima de la torre para que todos la vieran, pero la quitaron a principios de siglo. Dentro de la catedral se encuentra el majestuoso altar mayor del estilo que la de San Pedro en Roma. El precioso zócalo de mármol y las columnas con tapa de bogatino de seis toneladas se dirigían en un principio a Sudamérica, pero el barco que transportaba este precioso cargamento se hundió en el puerto. La familia Arengo compró los derechos de salvamento e instaló el mármol en la catedral como altar familiar, más tarde se colocó en su posición actual. La plata se trajo de América, el Nuevo Mundo hace 500 años.

La catedral lleva el nombre de Nuestra Señora de Europa y hay una estatua en su honor en el altar. Un duplicado de la original se encuentra en el santuario de Europa Point. La gente llega de toda Europa a presentar sus respetos.

A otra estatua se le ha dado el inusual nombre de Nuestra Señora de la Franela (Our Lady of Flannel) porque se la encontró flotando en una caja en el puerto envuelta en franela en el siglo XVIII.

En una de las paredes, hay una placa que conmemora la muerte del General Sikorski en Gibraltar, primer ministro polaco durante la guerra. Después de despegar, el avión liberador en el que iba a volar a Inglaterra se estrelló en el mar en el lado este del Peñón. Su cuerpo se llevó a la catedral para su bendición antes de transportarlo a Inglaterra en un destructor naval. Tras la guerra, los polacos entregaron una imagen de Nuestra Señora de Chestochowa que ahora cuelga junto a la placa en memoria de ese gran hombre. La historia de Santa María la Coronada no se detiene. En 1951, explotó en el puerto un barco de municiones, el Bedenham, y la ciudad entera fue sacudida. Los escombros volaron por todas partes y una gran parte del barco golpeó la cima de la Catedral provocando una grieta grave. Esto se descubrió hace sólo unos años, y se comenzó a renovar de manera significativa la parte superior de la fachada.

Mira el monumento enfrente de la Catedral, en el cruce con Bomb House Lane.

Monumento a los Ingenieros Reales (Royal Engineers Memorial) - La estatua de Sapper (zapador) de 1772: el monumento consiste en una estatua de bronce de tamaño natural de un zapador vestido con uniforme de 1772, colocado sobre una roca caliza de Gibraltar. Los miembros de los ingenieros reales han servido en el Peñón desde que los británicos lo conquistaron en 1704. Uno de los primeros ingenieros reales que sirvió en el Peñón fue el capitán Bennett. Llegó con el almirante Sir John Leake desde Lisboa en noviembre de 1704. Bennett supervisó el desarrollo de las fortificaciones y excavó una serie de minas en los glaciares de la puerta de Landport.

El siguiente destacado miembro del cuerpo fue el coronel (más tarde comandante general) Sir William Green. Llegó en 1761 como ingeniero superior y permaneció en Gibraltar más de 20 años. Su primer labor fue elaborar proyectos para la modernización de las defensas de Gibraltar. La mayor obra de Green fue el Baluarte del Rey.

El coronel Green propuso formar una compañía de artificieros militares al gobernador y al teniente gobernador de Gibraltar. Eran conscientes de las desventajas del sistema de trabajo civil en las obras de la fortaleza, y preferían probar cualquier iniciativa que ofreciera buenos resultados. Cuando recomendaron el plan a la Secretaría de Estado, manifestaron la opinión de que su aprobación conllevaría numerosas ventajas. Por consiguiente, el consentimiento real se otorgó el 6 de marzo de 1772 y se creó el cuerpo.

Sube por la vía de Bishop Rapallo Ramp en el exterior del Hotel O'Callaghan Eliott y mira al magnífico edificio que hay enfrente de este.

La biblioteca Garrison (The Garrison Library): este edificio se construyó en el lugar de la antigua residencia de los gobernadores españoles, se inauguró en 1793 y se terminó de construir en 1804. La fundación de la biblioteca Garrison se debe al perspicaz capitán (posteriormente coronel) John Drinkwater, autor de una de las historias más famosas del Gran Asedio de Gibraltar. Después de haber sufrido la falta de material de lectura durante el asedio, el coronel Drinkwater consideró que una biblioteca y un buen club activo eran necesarios para salvar a los oficiales de la guarnición de "tener la mente desquiciada y maltrecha por la disipación". La petición de libros que hizo poco después del asedio atrajo donaciones de casi 500 ejemplares, lo que permitió abrir la biblioteca hasta que llegaran los 674 volúmenes encargados desde Londres, pues en aquel momento no existía ninguna librería en Gibraltar. La biblioteca ahora cuenta con miles de libros, incluyendo volúmenes poco comunes y ofrece una magnífica colección sobre la historia local. En ella se encuentran algunos de los mejores libros publicados en los siglos XVIII y XIX, así como litografías y grabados, e incluso se dice que el mobiliario tiene un origen histórico interesante. El edificio también sirvió como sede y servicio de archivo del Gibraltar Chronicle, el segundo periódico en inglés más antiguo del mundo.

Actualmente, la biblioteca se ha convertido en el epicentro del prestigioso Gibunco Gibraltar Literary Festival, que se celebra en otoño.

Mira a la iglesia, en el extremo sur del aparcamiento.

Iglesia presbiteriana de San Andrés (St Andrew’s Church): la primera piedra angular la colocó en 1852 la Sra. Grey, esposa del entonces capitán del puerto. Después de muchas dificultades, que superaron gracias a la determinación de la comunidad presbiteriana, la iglesia se inauguró oficialmente por el reverendo James Drummond de Forgandenny (Escocia) en 1854.

Durante muchos años, la comunidad presbiteriana estuvo muy preocupada por conseguir un edificio para el culto, pero hasta 1843 no tuvieron éxito. Hasta que se abrió la nueva iglesia en 1854, los presbiterianos se reunían en las salas de intercambio, en la capilla Wesleyan, en otros edificios y en casas de miembros. Sin embargo, la lucha, que duró 11 años, se inició y, según una declaración, se formó un comité que representaba a los presbiterianos de las distintas unidades militares, departamentos del Gobierno y de la población civil. Durante los siguientes cinco años se hicieron muchos encuentros pacíficos oficial y extraoficialmente para que la Corona les concediera tierras en las que construir una Iglesia. No se logró un terreno en ninguno de estos intentos, y las contribuciones se hicieron cada vez más frecuentes hasta que se presentó al público una propuesta concreta. En marzo de 1849, se presentó un recordatorio al gobernador pidiendo un terreno para poder construir una iglesia presbiteriana. Este accedió a considerar cualquier propuesta. En junio de 1849, sugirieron varios lugares, pero al comité eclesiástico le dijeron que no podían disponer de ellos, porque "podrían ser necesarios para algún fin gubernamental en un futuro".

Un miembro del comité eclesiástico fue a Londres en 1850 y vio a varios funcionarios de la Oficina Colonial que apoyaban la idea de concederles tierras para la iglesia, y dijeron que escribirían al gobernador al respecto. El único resultado fue una queja por parte del gobernador sobre el enfoque poco ortodoxo de la Oficina Colonial; no recibieron ninguna tierra.

Los recordatorios al secretario de Estado de las Colonias, e incluso a la reina Victoria, no dieron resultado, y quedó claro que, si querían obtener un sitio, todos los costes tendrían que asumirse mediante contribuciones voluntarias.

La iglesia se construyó fundamentalmente con mano de obra local y bajo la supervisión del arquitecto honorario Walter Elliot. Aunque gran parte de la piedra vino de Gibraltar y de España, se tiene constancia de que tres albañiles vinieron con piedras especiales de Malta. En febrero de 1854, se interrumpieron las obras de la iglesia porque se agotaron los fondos, pero, para solucionar el problema, los miembros hicieron un préstamo temporal de más de 400 euros. Los planos originales de la iglesia se modificaron ligeramente antes de que comenzaran las obras, pero desde entonces se han hecho muchas modificaciones en el interior.

Durante los últimos cien años, se han hecho mejoras considerables en la iglesia por medio de modificaciones, añadidos y obsequios.

Camina por Library Street, gira a la derecha en Main Street y en la estatua de Sapper, gira a la izquierda por Bomb House Lane y coge el callejón a la derecha hasta Line Wall Road.

Sinagoga Nefusot Yehuda (Nefusot Yehuda Synagogue): esta sinagoga data de 1800. La influencia marroquí inspiró a varios miembros para construir una nueva sinagoga que volviese a las viejas costumbres holandesas y orden del servicio. Gracias a la Revolución Francesa y las Guerras Napoleónicas, los años posteriores a 1793 fueron de gran prosperidad en Gibraltar, dando lugar a que los comerciantes de Gibraltar se enriquecieran gracias a la posesión de corsarios y al comercio con las ricas empresas que trajeron al puerto de Gibraltar. Así que se construyó un edificio nuevo por una suma de 26.300 dólares (casi 6.000 libras esterlinas en ese momento) en un jardín que Shemtov Sequerra, un comerciante judío local, le había comprado a John Crusoe. El edificio se abrió al culto en marzo de 1799. La vieja palmera del patio es todo lo que queda del jardín en el que se construyó la sinagoga. Todavía se puede ver la espadaña holandesa. A principios del siglo XX, un fuego destruyó el interior y, más tarde, lo reconstruiría un arquitecto italiano de Carrara.

Por lo tanto, este edificio es una mezcla de estilos, holandés por fuera e italiano por dentro, con el atril (teva o bima) integrado en el arca (hehal) en lugar de estar separado como es más habitual en las sinagogas sefardíes. Desde su fundación hasta 1882, el rabino de la sinagoga fue miembro de la familia Conquy. La historia gira en torno a las aventuras de la familia Conquy, que supuestamente fueron los primeros habitantes de Gibraltar. De hecho, la familia Conquy llegó a Gibraltar desde Ámsterdam en el siglo XVIII. La forma en la que la congregación de Nefustot Yehuda mantuvo las costumbres holandesas se demuestra por el hecho de que, en los primeros años de la sinagoga, los ketubot (contratos matrimoniales judíos) utilizados eran hojas tomadas de un libro impreso con páginas numeradas, en lugar de los pergaminos iluminados a mano generalmente utilizados en Gibraltar.

Regresa a Bomb House Lane hasta la entrada del Museo de Gibraltar.

Museo de Gibraltar: el museo se fundó en 1930, se encuentra en el centro de la ciudad, y alberga un fascinante conjunto de colecciones de historia cultural y natural, grabados, pinturas y dibujos, así como objetos de hace 127.000 años hasta la actualidad. Parte del edificio se remonta al siglo XIV, cuando se construyó un conjunto impresionante de baños en lo que hoy es el sótano del museo. Estos baños árabes, contemporáneos del castillo, son uno de los mejores restos de la época en la Península Ibérica. Están totalmente excavados y se incorporan a las exposiciones del museo. Es importante destacar que el museo de Gibraltar es el principal centro de interpretación del recientemente inscrito Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, el complejo de cuevas de Gorham. El lugar se incluyó en la lista de la UNESCO el 15 de julio de 2016 como testimonio excepcional de la ocupación, las tradiciones culturales y la cultura material de las poblaciones neandertales y de los primeros tiempos del hombre moderno a lo largo de un periodo que abarca más de 120.000 años. Las exposiciones del museo incluyen a "Nana y Flint", dos reconstrucciones forenses muy precisas de una mujer y un niño neandertales tomadas de los dos cráneos neandertales encontrados en Gibraltar en 1848 y 1926, y una película sobre la fabricación de los modelos neandertales de los hermanos Kennis.

El Peñón ha sido un símbolo mundial durante tres milenios y el museo alberga exposiciones dedicadas al Peñón como símbolo desde los pilares de Hércules hasta nuestros días: en el jardín, se encuentra una excavación arqueológica que abarca siete siglos de historia de Gibraltar; la historia natural de Gibraltar incluyendo reconstrucciones de paisajes pasados; los baños árabes y el Gibraltar medieval; la era de los descubrimientos, hallazgos científicos de los siglos XVIII y XIX en Gibraltar, incluyendo los dos cráneos de Neandertal; el Gran Asedio, dedicado al Gran Asedio de Gibraltar (1779-1783); modelo del Peñón, una maqueta a escala de 8 metros de largo de Gibraltar en 1868 que incluye también fotografías antiguas de la ciudad.

Fuera de la Catedral, mira el edificio que está a tu izquierda, hacia el sur.

Casa del duque de Kent: el príncipe Eduardo, duque de Kent y Strathearn (Eduardo Augusto; 2 de noviembre de 1767 - 23 de enero de 1820) fue el cuarto hijo del rey Jorge III de Reino Unido y el padre de la reina Victoria. El duque vivía en esta casa de Line Wall en un aislamiento, aunque a veces le acompañaba su amante, Alfonsine Saint Laurent. Nunca vivieron en el convento que todavía se encontraba en proceso de restauración después de los daños que había sufrido durante el Gran Asedio y solo lo utilizaron con fines recreativos.

Nombrado gobernador de Gibraltar por la Oficina de Guerra, el duque asumió su cargo el 24 de mayo de 1802 con órdenes expresas del gobierno de restaurar la disciplina entre las tropas borrachas. La dura disciplina del Duque provocó un motín de los soldados en la Nochebuena de 1802. El duque de York, entonces comandante en jefe de las fuerzas, lo llamó en mayo de 1803 tras recibir informes sobre el motín, pero a pesar de esta orden directa se negó a regresar a Inglaterra hasta que llegó su sucesor. Se le denegó el permiso para regresar a Gibraltar a realizar una investigación y, aunque se le permitió seguir siendo gobernador de Gibraltar hasta su muerte, se le prohibió volver.

Vuelve a Main Street, detrás de la catedral y camina hacia el sur - detente en los tribunales de justicia.

Tribunal Supremo: el Tribunal Supremo se construyó en 1820 en la sede de un antiguo juzgado de abogados militares de 1750. Bajo el estatuto de Guillermo IV se convirtió en el Tribunal Supremo de Gibraltar, restaurado en 1888 y en los últimos años. En septiembre de 2012, se abrieron nuevos tribunales. El nuevo edificio, construido expresamente para este fin, cuenta con siete tribunales, uno para el juez de instrucción, dos para los magistrados y cuatro tribunales supremos.

El sistema jurídico de Gibraltar se basa en el derecho inglés y es una mezcla de derecho común y legislado. El sistema jerárquico de tribunales incluye un tribunal de magistrados, un tribunal supremo y un tribunal de apelaciones de no residentes.

Probablemente, el caso más famoso que se escuchó aquí fue el del velero 'Mary Celeste' (1872), el mayor misterio marítimo de todos los tiempos. Gibraltar también es un popular destino para bodas, John Lennon y Yoko Ono se casaron en la oficina del Registro Civil en este edificio el 20 de marzo de 1969. Otros famosos también se han casado aquí, como Sean Connery (dos veces). La oficina de Registro Civil se ha trasladada a un edificio del gobierno de Gibraltar cercano.

Continúa caminando hacia el sur y detente en la residencia del gobernador.

El Convento, residencia del gobernador: Un antiguo convento franciscano, establecido en 1482, se trasladó a este lugar en 1521 y, más tarde, se convirtió en la residencia de los gobernadores británicos, en 1711. La capilla de los reyes es el presbiterio de la antigua capilla del convento, la nave, utilizada durante años para otros fines, es ahora el vestíbulo de la iglesia.

Cuando los cristianos conquistaron el Peñón en 1462, se establecieron varias órdenes religiosas en Gibraltar. Los padres franciscanos se instalaron en la zona que hoy llamamos El Convento, hacia 1480. En 1531, Francisco de Madrid pagó por una capilla y por la ampliación del antiguo convento.

Poco después de la conquista de Gibraltar por las fuerzas británicas y holandesas para ser uno de los dos candidatos al trono de España en 1704, los frailes franciscanos se marcharon. El edificio se deterioró ligeramente durante la captura y permaneció abandonado hasta 1728, cuando se convirtió en el palacio del gobernador militar. El nombre de ''Convento'' ha sido utilizado casi de forma continua desde el primer convento en el siglo XV. Entre 1903 y 1943 se le llamó "Casa de Gobierno". El restablecimiento del nombre histórico se lo debemos al rey Jorge VI, que ordenó el cambio después de su visita a Gibraltar durante la Segunda Guerra Mundial.

El asedio de 1727 causó muchos daños al antiguo edificio, pero fue pequeño en comparación con los graves daños causados durante el Gran Asedio (1779 - 1783) por los bombardeos enemigos tanto desde tierra como desde el mar. La mayor restauración, sin duda, comenzó después del Gran Asedio, pero las modificaciones más sorprendentes se efectuaron entre 1863 y 1864 bajo el mando del teniente general Sir William Codrington KCB, el entonces gobernador. Este gobernador reconstruyó el salón de banquetes y modificó totalmente la fachada que da a la calle principal, cambió la antes puerta trasera por la nueva y atractiva entrada principal que ahora disfrutamos. La escalera principal de la entrada seguramente pertenezca a esta gran reforma.

En 1951, el barco de municiones "Bedenham" estalló en el puerto interior, a tan solo unos 330 metros de distancia. El Convento y su capilla se dañaron gravemente, al igual que gran parte de Gibraltar. La sala de banquetes sufrió daños irreparables en sus tres vidrieras (1863).

Como muchos edificios antiguos, el antiguo convento encierra una o dos historias, pero quizás la más conocida es la de la monja española que llegó a este monasterio para ser ejecutada después de haber intentado fugarse con su amante, un monje, de una forma un tanto extraña, convirtiéndose en el fantasma residente del convento, la dama gris.

Delante del Convento, mira el edificio situado a su derecha.

Capilla del Rey (King's Chapel): la capilla del convento ahora tiene la mitad del tamaño original. La capilla también se dañó durante los asedios y el aumento del coste de las reparaciones en los siglos XVIII y XIX fue un factor que contribuyó en gran medida a la redistribución de su espacio. Se sustituyó para su uso general por la catedral de la Santísima Trinidad, que se terminó de construir en 1832, y se convirtió en la capilla privada del gobernador durante un breve período. En 1833 se recibió una orden de Londres, que recibió fuertes protestas en Gibraltar, para cerrar la Capilla del Rey. A la comunidad se le dijo que tendrían que pagar un alquiler de banco suficiente para poder mantener a un capellán militar a un precio de cinco chelines al día. Al parecer, no estaban dispuestos a hacerlo, y en consecuencia se cerró la capilla.

Sin embargo, se recuperó en 1844 cuando los ingenieros reales la restauraron para que sirviera como lugar auxiliar de culto para la población civil de Gibraltar. Los militares utilizaban tanto la catedral de la Santísima Trinidad que había poco espacio para los civiles. En 1952, en la restauración de la capilla, se instalaron nuevas vidrieras. La ventana del transepto norte representa al rey Jorge VI, mientras que la del muro oriental muestra a Cristo en gloria rodeado de los arcángeles Rafael, Gabriel, Uriel y Miguel. La crucifixión se encuentra justo debajo, con la Virgen María y San Bernardo, patrono de Gibraltar, a ambos lados. Otros paneles en la ventana representan a fieles de las Fuerzas Armadas británicas, miembros de la orden franciscana, la conquista de Gibraltar en 1704, San Jorge, las Armas Reales y el escudo del ejército británico. La capilla cuenta con numerosos memoriales de miembros de las Fuerzas Armadas británicas, así como con las tumbas y los memoriales de varios gobernadores y sus esposas.

Continúa caminando hacia el sur; detente antes de llegar a Victualling Yard Lane:

Iglesia metodista: la iglesia del primer piso se trasladó a este lugar desde Prince Edward's Road, donde llevaba establecida desde principios de 1803. La iglesia metodista de Gibraltar la fundaron un grupo de "predicadores soldados" en los primeros meses del año 1769. El primer lugar de reunión fue la casa del sargento mayor Ince, que fue un predicador metodista y se hizo famoso por su trabajo en las galerías superiores. A pesar de las grandes dificultades, la Iglesia creció, y en 1804 se nombró al primer pastor metodista, encargado de atender el servicio y a los miembros civiles de la sociedad.

A principios del siglo XIX se construyó la primera iglesia en Prince Edward's Road, en el lugar donde se encuentra el cuartel del ejército del sargento mayor Ince. Más tarde se añadieron una mansión y una escuela. A mediados del siglo XIX, la obra metodista se extendió desde Gibraltar hasta el sur de España, donde se establecieron tanto la iglesia como las escuelas. A principios de la década de 1890, parte de la escuela de Gibraltar se convirtió en un club de ocio para los soldados y marineros estacionados en el ''Peñón'', que anteriormente se habían beneficiado del ''de casa a casa'' que les proporcionó una sucesión de pastores y miembros de la comunidad metodista. En 1898 el trabajo social de la Iglesia se expandió con la apertura de la "Bienvenidos a casa Soldados y Marineros" en lo que entonces era la calle de la Iglesia nº. 6. En 1933, la "Bienvenida" fue trasladada a su actual sede en el número 297 de Main Street.

Desde 1898 hasta la llegada de la Segunda Guerra Mundial, la "Bienvenida" sirvió a miles de miembros del personal de servicio de todas las religiones y de ninguna al mismo tiempo. Durante estos años, también se fortaleció enormemente la iglesia metodista en España gracias al apoyo de los metodistas de Gibraltar. Después de la Segunda Guerra Mundial, la antigua "Bienvenida" se convirtió en una "Casa Wesley" y el trabajo social entre el personal de servicio de todas las naciones continuó y se extendió. En 1956 la iglesia de Prince Edward's Road fue vendida junto con la mansión y el edificio actual se reconstruyó para albergar una iglesia, una recepción, una sala de descanso, un restaurante, etc.

Ahora hay una floreciente congregación y un grupo de casas, así como el "Carpenter's Arms", un bar lounge sin alcohol. El bar lounge es parte de la extensión a toda la comunidad que reemplazó al restaurante. La Iglesia también desempeña su papel en las actividades ecuménicas.

Continúa caminando hacia el sur y detente después de King's Yard Lane, frente al edificio en el lado opuesto de la calle.

John Mackintosh Hall: un centro comunitario establecido por un benefactor gibraltareño el 15 de abril de 1964 para el fomento de la cultura y la educación inglesas.

John Mackintosh nació en Gibraltar el 15 de julio de 1865, en el 22 de Prince Edward's Road, donde pasó la mayor parte de su vida. Su padre, John Mackintosh, escocés, se estableció en Gibraltar e hizo negocios como comerciante. Murió cuando su hijo aún era un niño, su madre, Adelaida Peacock, provenía de una antigua familia mercantil escocesa de Gibraltar. El 30 de junio de 1909 se casó con Victoria Canepa, su madre era una de las siete hermanas Saccone; tuvieron una única hija, Adelaide. Eran una pareja unida y se recordará a su esposa durante mucho tiempo en Gibraltar por su buen corazón y sus obras de caridad. Ella compartió los múltiples éxitos de su marido, lo apoyó en la adversidad y lo cuidó en la última parte de su vida, cuando su salud comenzó a decaer. Murió el 28 de febrero de 1940 y toda la fortaleza lloró su pérdida.

El centro cultural John Mackintosh Hall se inauguró el 8 de abril de 1964 por el gobernador y comandante en jefe Sir Dudley Ward, con una biblioteca pública, un teatro/sala de conferencias, un gimnasio, amplias salas para exposiciones y otras funciones públicas, y un ala para la educación. Con el paso del tiempo, las ideas sobre el uso del edificio se han ido modificando, algunas salas se han utilizado para usos totalmente nuevos y se ha dado cada vez más importancia a las actividades culturales y de adultos. La biblioteca ocupa ahora todo el lado este del edificio y el teatro, que originalmente se consideraba un aula escolar polivalente, ha cambiado de carácter, por lo que ahora se adapta mejor a las conferencias, ya que está totalmente equipada con equipo de traducción simultánea, conferencias, música y teatro. Tiene asientos fijos y espacio adicional en el círculo. Está totalmente aclimatado y permite producciones escénicas con iluminación y equipamiento modernos. John Mackintosh Hall es el centro de las actividades culturales de Gibraltar, donde se reúnen regularmente unas doscientas sociedades y asociaciones. Entre ellas se encuentran la sociedad fotográfica de Gibraltar, la sociedad astronómica de Gibraltar y el club de ajedrez, así como la sociedad hortícola, que organiza un excelente espectáculo de flores cada primavera.

Camina hacia el sur y detente en el cañón que está en la entrada de la ciudad.

Muro de Carlos V, Puertas de Southport y Puerta del Referéndum: la muralla de Carlos V se construyó después de 1540, cuando el pirata Barbarroja atacó Gibraltar y vendió a muchos de los habitantes como esclavos. Más tarde, la muralla se extendió hasta la cumbre del Peñón por orden de Felipe II de España. Las Puertas de Southport son un trío de puertas de la ciudad situadas en la muralla de Carlos V. Están situadas entre el Baluarte Sur al oeste y el Baluarte Plano al este. Las tres puertas llevan escudos de armas en el flanco sur exterior.

La Puerta de Southport, antes conocida como la Puerta de África, fue la primera puerta de la Muralla de Carlos V. La construyó el ingeniero italiano Giovanni Battista Calvi en 1552, bajo el reinado de Carlos V, emperador del Sacro Imperio Romano. La Puerta de Southport lleva las armas reales de Carlos V, así como el escudo de armas de Gibraltar. La zanja de Southport era una gran zanja que se extendía a lo largo del lado sur de la muralla de Carlos V desde el extremo suroeste del Baluarte del Sur hasta el Baluarte Plano en la Puerta del Príncipe Eduardo.

La puerta central se construyó en la muralla en 1883, se abrió para mejorar la fluidez del tráfico. Se construyó durante el gobierno de la reina Victoria y está adornada con el escudo de armas del gobernador y el de Gibraltar, sobre el que se encuentra el de la reina Victoria. En el siglo XIX, las municiones se depositaban en la zanja de Southport. En la década de 1880, el Baluarte Sur contaba con cuatro nuevos cañones de avancarga. En esa época se construyó un gran almacén en la zanja de Southport para almacenar la munición necesaria para las nuevas armas. Hoy, esta arma de avancarga de 30 toneladas, se reubicado dentro de las puertas como un monumento de la defensa de Gibraltar por el Departamento de Ordenación.

La tercera puerta es la más ancha de las tres, también se la conoce como la Puerta del Referéndum y fue tallada en 1967. La puerta conmemora el primer referéndum de soberanía de Gibraltar de 1967, en el que los gibraltareños votaron por inmensa mayoría a favor de seguir siendo británicos en lugar de convertirse en españoles. La parte occidental de la zanja de Southport se utilizó en el siglo XIX como huerta y se la conocía como los Jardines Hundidos. En el momento en el que se abrió la Puerta de Referéndum, esa parte de la zanja ya estaba llena. El cementerio de Trafalgar representa los restos de la parte oriental de la zanja de Southport, y antes se le conocía como cementerio de la zanja de Southport.

Atraviesa la puerta de Southport y detente en el cementerio de Trafalgar que se encuentra en el otro lado.

Cementerio de Trafalgar (Trafalgar Cemetery): se trata de un antiguo cementerio militar, establecido hacia 1730 y consagrado en junio de 1798, siete años antes de la propia batalla. Se le conocía entonces como el cementerio de la zanja de Southport, y a veces se le consideraba parte del antiguo cementerio de San Jago, que estaba situado al otro lado de la muralla de Carlos V.

Aunque el nombre del cementerio conmemora la batalla de Trafalgar, solo dos personas de las que están enterradas en él murieron a causa de las heridas sufridas en la batalla (El teniente William Forster del Real Cuerpo de Marines del buque de su Majestad Mars y el teniente Thomas Norman del buque de su Majestad Columbus, en las tumbas 121 y 101). La mayoría de los que murieron en Trafalgar fueron enterrados en el mar, y el cuerpo de Lord Nelson fue transportado a Londres para un funeral de estado. Los marineros heridos se llevaron a Gibraltar, y los que murieron más tarde a causa de las heridas se enterraron justo al norte de la muralla de Carlos V, en el lado opuesto del cementerio de Trafalgar, donde se colocó recientemente una pequeña placa de conmemoración.

El cementerio se utilizó para entierros entre 1798 y 1814, y después cayó en desuso, aunque hay una tumba aislada de 1838 cerca de la esquina noreste (nº. 60 en el plano del muro sur). Las lápidas más antiguas del cementerio de San Jago se colocaron en la pared oriental en 1932, y también hay algunas lápidas independientes, una parte de ellas datan de la década de 1780, y se han transferido a lo largo de los años desde el Jardín Botánico. Muchas de las lápidas del cementerio conmemoran la muerte de tres terribles epidemias de fiebre amarilla en 1804, 1813 y 1814. También están enterradas las víctimas de otras batallas marítimas de las Guerras Napoleónicas, la batalla de Algeciras (1801) y las actuaciones en a Cádiz (1810) y Málaga (1812).

Una tumba con conexión indirecta con el cementerio de Trafalgar es la número 103, la de John Brugier, sobrecargo del buque de su Majestad San Juan Nepomuceno. El San Juan Nepomuceno fue originalmente un buque de guerra español, y uno de los trofeos conseguidos en Trafalgar.

Las tumbas número 46 y 47 son las de Helen Charlotte Smith y el teniente Holloway, el ingeniero de la guarnición, y los nietos de Sir William Green, que, como ingeniero jefe de la guarnición, en 1770 fundó la Compañía de Artificieros Militares, que más tarde se conoció con el nombre de Ingenieros Reales.

Desde hace algunos años se celebra una ceremonia el día de Trafalgar en memoria de los que dieron su vida en la gran victoria.

En 1992, el entonces gobernador, almirante Sir Derek Refell, inauguró un monumento que consiste en un ancla donada por la Marina Real británica y una inscripción en la que se cita el despacho del almirante Collingwood, donde se informó de la victoria en Trafalgar y de la muerte de Nelson.

Fuera del Cementerio de Trafalgar hay una estatua de bronce de Lord Nelson, del escultor británico John Doubleday, erigida en el 200 aniversario de la Batalla de Trafalgar en octubre de 2005.