No importa de qué manera llegue a Gibraltar: ya sea por aire, a pie, en coche o por vía marítima, pronto sentirá como le envuelven las múltiples facetas de su riquísima historia.

Un primer tema de conversación es la pista de aterrizaje, construida durante la Segunda Guerra Mundial. Dado que la pista cruza la principal carretera de acceso a la ciudad, los visitantes se quedan maravillados al ver cómo se detiene el tráfico para permitir el despegue y aterrizaje de los aviones.

9:00

La mejor manera de familiarizarse con el rico patrimonio cultural gibraltareño y disfrutar de su belleza natural es visitar el Parque Natural del Peñón. Un recorrido que puede ser realizado de varias maneras, en taxi oficial, preestablecido con una compañía de viaje en autocar, a pie o alternativamente, puede tomar el teleférico desde Grand Parade.

La visita básica dura unas dos horas y abarca miles de años de evolución del Peñón. Incluye la visita de la famosa Guarida de los Monos, el hábitat del macaco de Gibraltar (o mono de Berbería), la única especie de mono en libertad de Europa. Además, podrá admirar las impresionantes estalagmitas y estalactitas de la Cueva de San Miguel. Las galerías superiores e intermedias forman parte de la intrincada red que recorre el Peñón de roca caliza y permiten ilustrar la defensa de Gibraltar durante el Gran Asedio de 1789, cuando los predecesores de los Ingenieros Reales cavaron el sistema de túneles que les permitió colocar los cañones en las mejores posiciones para expulsar al invasor. Otro punto destacado de la visita es la parada en Europa Point, el extremo más meridional de Europa, con sus impresionantes vistas del norte de África a través del Estrecho. Descubra también la importancia de Gibraltar como hogar de los neandertales.

Intenta hacer una parada en el recién abierto Skywalk y disfruta de las increíbles vistas desde un balcón de cristal en la cima del peñon.

11:30

El centro urbano de Gibraltar está ampliamente protegido por la Fundación del Patrimonio de Gibraltar y forma parte de un programa continuo de restauración. Sus murallas y fortificaciones originales datan del siglo XIX e incluyen las puertas de las casamatas, la muralla de Carlos V y el Baluarte del Rey.

Únase a una visita a pie de la ciudad, que le hará descubrir algunas de las joyas arquitectónicas de Gibraltar, con su particular mezcla de estilos: genovés, portugués, español, árabe y estilo regencia británico.

Descubre la única fábrica de soplado de vidrio de Gibraltar en Gibraltar Crystal en Casemates Square y vea su vidrio soplado hecho a mano desde el concepto hasta el producto terminado.

La catedral católica de Santa María la Coronada, que está ubicada en el centro de Main Street y forma parte de la visita, se edificó en el lugar que originalmente ocupaba la mezquita central, pero fue demolida durante el Gran Asedio. Posteriormente, sería reconstruida como catedral. Aún pueden contemplarse algunas de las estructuras primigenias. 

A escasa distancia de Main Street, encontramos el Museo de Gibraltar, situado en la ubicación original de unos baños árabes.

Main Street está considerada hoy en día como la principal zona comercial de Gibraltar. Tras una mañana deambulando por sus intrincadas callejuelas, quizás esté tentado de hacer una parada para buscar alguna ganga libre de impuestos. Comprar en Gibraltar es una experiencia de excepcional valor añadido. Entre otros artículos populares, podrá encontrar cosméticos, perfumes, tabaco, licores, dispositivos electrónicos y joyería. Gibraltar es el destino ideal para un fin de semana de compras prenavideñas, con todo al alcance de la mano.

13:00

¿Empieza a abrírsele el apetito? Diríjase a uno de los modernos puertos deportivos de Gibraltar: el Queensway Quay o el Ocean Village. Disfrute de una comida junto a sus lujosos apartamentos y contemple los grandes yates que amarran aquí mientras se toma un respiro antes de las actividades de la tarde.

15:00 

La bahía de Algeciras alberga varias especies de delfín. Los visitantes podrán adentrarse en sus aguas en alguno de los múltiples barcos que organizan excursiones para observar a las manadas de delfines. El paseo dura unas dos horas.

17:00…hasta bien entrada la noche

La plaza de Casemates Square, situada al final de Main Street, fue en su momento el centro de las ejecuciones públicas. Hoy en día, es el vibrante centro de la noche gibraltareña, rebosante de animados bares y cafés que permanecen abiertos hasta altas horas de la madrugada. Además, hay una gran oferta de lugares donde comer, suficientes para satisfacer todos los paladares.

Si lo desea, también puede cenar en la cara este del Peñón, en la Caleta o Catalan Bay, pequeño pueblo que evolucionó a partir de una colonia de pescadores genoveses. Escoja uno de sus restaurantes de pescado y disfrute de la acogedora atmósfera de esta comunidad llena de historia.

Después de cenar, pare a tomarse una copa en alguno de los bares de moda, que suelen ofrecer música en directo. Si prefiere algo más de glamoury sofisticación, salga de la ciudad a uno de los dos Casinos en Ocean Village donde podrá tentar a la suerte y disfrutar de sus espectaculares vistas nocturnas de la Bahía.

Cuando, finalmente, dé la noche por concluida, a buen seguro deseará tener un día más para ver todo lo que le queda por explorar.